El ozono como desinfectante para el coronavirus

En la situación actual, causada por el coronavirus (COVID- 19), ha cobrado cada vez más importancia la necesidad de desinfección de superficies, espacios cerrados para evitar la propagación del virus, especialmente en espacios y zonas de trabajo en los cuales uno permanece durante largos periodos de tiempo y el riesgo del contagio puede ser elevado debido a la afluencia de personas que recibe, aunque la necesidad también cobra importancia en el ámbito domestico.
De entre las múltiples formas de desinfección que se utilizan actualmente, una de las mas populares y comentadas es el uso del ozono.

¿Qué es el ozono?

El ozono (O3) es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno, destaca por su gran capacidad oxidante, motivo por el cual es un compuesto altamente biocida, o lo que es lo mismo, muy eficaz contra virus y bacterias, destruyendo sus partículas a través de la oxidación de estas. El ozono está considerado por la OMS como uno de los desinfectantes más potentes para combatir todo tipo de microorganismos, siendo 10 veces más potente que el cloro (otro desinfectante más popular y con un uso más extendido).
En el ámbito industrial es utilizado para tratar aguas residuales y para la desinfección de productos agrícolas, eliminando posibles microorganismos dañinos. El ozono también tiene uso en el ámbito doméstico como desodorizador de espacios y objetos, además de desinfectante para agua y alimentos.

¿Es eficaz el ozono contra el Coronavirus?

Está demostrado que tiene una capacidad de eliminación del 99% de patógenos del grupo IV, grupo al que también pertenecen los coronavirus.
La eficacia del ozono contra coronavirus y otros patógenos reside en la capacidad del gas de penetrar en las membranas celulares. Los coronavirus poseen una membrana que lo hace muy sensible a las sustancias desinfectantes. La existencia de un tipo de aminoácido dentro de esta membrana le añade otra debilidad, dado que lo hace vulnerable a la oxidación, haciendo que en el caso de que se sufra de la misma, el virus pierda un elemento esencial para aferrarse a las células de un organismo y penetrar en ellas, lo cual reduce sus probabilidades de supervivencia al mínimo.

Uso del ozono

El ozono es aplicable, según la normativa europea, para desinfectar superficies, equipamiento, paredes, suelos de espacios tanto públicos como privados, muebles, sistemas de ventilación y zonas industriales o dedicadas a la actividad laboral. Al ser un gas, es capaz de llegar a todas las zonas y huecos donde otros desinfectantes (como los aplicados con bayetas) no llegan.

Ozono ByB MarketPara desinfectar con ozono se requiere generarlo de forma artificial mediante un generador de ozono, el cual produce el ozono a través de las moléculas de oxigeno presentes en el aire, produciendo una alta tensión eléctrica que fuerza la separación y reagrupación en 3 de los átomos de oxígeno.

Se recomienda tomar ciertas precauciones a la hora de su uso, tales como la ventilación previa a la desinfección, evitar la exposición prolongada y apartar dispositivos de ignición o sustancias inflamables.
Remarcamos la importancia de la ventilación previa del espacio o superficie, de forma natural con aire fresco. Posteriormente se puede programar el dispositivo e iniciar la desinfección, evitando la presencia de personas en el área durante el periodo que dure esta.
Unos 20 segundos bastarían para la eliminación del virus, pero para una mayor eficacia se recomienda que la desinfección dure entre 3 y 5 minutos. Pasados 5-10 minutos tras finalizar la desinfección, se recomienda volver a ventilar el espacio, tras eso, se puede volver a utilizar el espacio con normalidad. Para mas información sobre esto, consultar las características del generador utilizado.

Curiosidades sobre el ozono:

Ozonoterapia: A parte de sus propiedades como desinfectante, el ozono también tiene aplicaciones en la medicina, con la denominada “ozonoterapia”, un tratamiento medicinal utilizado para tratar lesiones causadas por actividades deportivas.
Se ha demostrado también su efectividad para tratar hernias, infecciones urinarias, prostatitis y artrosis; gracias a sus propiedades entre las que se incluyen la mejora de la calcificación ósea, mejora de la circulación sanguínea, así como una mejor oxigenación, reducción del colesterol, mejora de las defensas y regenerador de tejidos.

 Cosmética: el ozono también tiene aplicaciones cosméticas, las soluciones cosméticas de ozono tienen capacidades antioxidantes y regeneradoras para la piel, y también se utiliza para tratar enfermedades cutáneas.

B&B recomienda:
SUBIR
Abrir chat