Consejos para Cuidar la Piel

Descubre los mejores consejos para cuidar la piel

¿Sabías que la piel es el órgano más grande de tu cuerpo? La piel está en contacto directo de manera continua con el exterior, protegiéndonos de cualquier agente externo como los cambios climatológicos, microorganismo y demás. Y por ello hay que cuidarlo y prestarle la atención que se merece. Es por ello por lo que desde B & B te queremos dar una serie de consejos para que saques el máximo provecho.

 

LIMPIA TU PIEL DIARIAMENTE: El principal beneficio por el que se debería limpiar la piel diariamente es por que esto ayuda a eliminar el exceso de grasa, contaminación y otras impurezas que se hayan podido quedar.

Para una limpieza efectiva es necesario que no se utilice agua extremadamente fría o caliente, lo mejor y lo más efectivo es limpiarse tanto la cara como el rostro con agua tibia, de este modo estamos también contribuyendo a una mayor limpieza ya que con el agua tibia los poros tienden a abrirse, lo que mejora la limpieza de la piel.

Lo recomendable es limpiarse la piel del rostro dos veces al día y la piel corporal una vez al día.

 

ALIMÉNTATE ADECUADAMENTE: Somos lo que comemos… y ¡cuanta razón! ¿sabías que hay comidas que protegen nuestra piel? Está comprobado que, si comemos comida rica en antioxidantes como pueden ser las legumbres, verduras y demás, estas protegen nuestra piel de daños solares.

Por otro lado, un exceso de azúcar puede llevarnos a parecer más viejos antes de tiempo. Esto se debe a que el azúcar daña las fibras de colágeno en la piel y a su vez, consigue que la elasticidad de la piel vaya disminuyendo. Por lo tanto, ¿qué sucede si ocurre todo esto? La aparición de arrugas.

Algunos alimentos que han sido considerados buenos para la salud de la piel son: las espinacas, zanahorias, salmón, nueces, tomates, guisantes, lentejas y verduras.

 

HIDRÁTESE: Beber agua no es solo bueno y recomendable para un buen funcionamiento de nuestro organismo, sino que también favorece al equilibrio de los niveles de piel, y a su vez, consigue una barrera protectora más fuerte y flexible.

Muchas veces cuando luces o ves un rostro apagado es por falta de hidratación. Además, una buena hidratación también previene de arrugas ya que estas también pueden aparecer por falta de hidratación puesto que la piel empieza a perder colágeno, y, en consecuencia, acelera el envejecimiento.

 

¿QUÉ HAY QUE EVITAR?

Si buscas tener una piel sana tendrás que evitar ciertas cosas, como, por ejemplo:

 

Falta de sueño: Si no duermes lo suficiente, es decir, no cumples con el mínimo de horas que son necesarias para el cuerpo, nuestra piel también estará cansada y mostrará ese aspecto como envejecido.

 

Sedentarismo: aquí tienes una excusa más para ponerte a hacer ejercicio. Mantenerse activo estimula la circulación de la sangre lo cual elimina toxinas que puedan existir en la piel, en consecuencia, la piel lucirá mucho más sana.

 

Fumar: si lo que quieres es mostrar una piel más joven entonces es hora de plantearse dejar de fumar. El tabaco tiene miles de efectos negativos en nuestro organismo, pero la piel también los sufre. Además de que se asocia a un envejecimiento prematuro, también puede causar enfermedades en la piel, acné, lupus…

 

Adiós al alcohol: El alcohol conlleva a deshidratación y como hemos mencionado con anterioridad, la deshidratación es de los peores enemigos de la piel. 24 horas más tarde de la ingesta de alcohol tu piel se verá apagada e incluso con arrugas.

 

 

CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL:

Lo más recomendable es que establezcas una rutina con productos naturales y que la realices de manera diaria, ya que como hemos dicho al principio del post, la piel es recomendable limpiarla y cuidarla todos los días. 

Pero, para lucir una piel mucho más joven, sana, limpia, hidratada, radiante… en definitiva, una piel perfecta, entonces es necesario que realices estas dos cosas:

 

Utiliza mascarillas: Se recomienda que todas las semanas al menos uno o dos días puedas dedicar unos pocos minutos para relajarte y disfrutar de un momento relajante con una mascarilla.

Las mascarillas favorecen a la limpieza de poros en la piel, mostrando un rostro más limpio y purificado. También aumentan la hidratación ya que sus activos penetran en la epidermis. A su vez, las mascarillas son capaces de mostrar una piel más firme, ya que existen muchas mascarillas que favorecen la producción de colágeno.

 

Exfolia la piel: Dependiendo del tipo de piel que tengas se recomienda exfoliar la piel entre 1 a 2 veces por semana. 

Exfoliar la piel permite eliminar todas las células muertas que puedan existir, mostrando a su vez una piel más tonificada. También estimula la liberación de toxinas, lo cual lo hace gracias a los poros de la piel. Realza el bronceado y previene del envejecimiento prematuro, además de que activa la circulación.

Se recomienda utilizar primero un exfoliante y posteriormente la mascarilla, de este modo si se realiza ambas cosas todas las semanas, más una rutina diaria de belleza, lograrás una piel completamente joven, radiante, suave, sana e hidratada.

B&B recomienda:
SUBIR
Abrir chat